fbpx
Lunes, 05 Octubre 2020 17:12

Mejoramos la vida de las personas a través de la química y el plástico.

Hablar de compromiso social es hablar de Braskem Idesa. La mayor empresa petroquímica productora de polietileno en México, que no sólo ha sido detonadora de cientos de empleos en la región sureste de México, sino que además se ha convertido en un Buen Vecino de la comunidad gracias a su filosofía de responsabilidad social y ambiental y que hoy, se ha convertido en un compromiso de largo plazo.


“Con la inversión privada más grande en México tras muchas décadas, el mayor proyecto petroquímico del país no podría llevarse a cabo sin un respeto absoluto a las comunidades cercanas y al medio ambiente”, afirma el Ingeniero Stefan Lepecki, Director General de Braskem Idesa, quien se manifiesta orgulloso de saber que hacen lo correcto cuidando e impulsando el desarrollo económico y social de su entorno.

El Complejo Braskem Idesa cuenta con tres plantas de producción de polietilenos, dos de PEAD y una de PEBD, pero además cuenta con un cracker propio y una planta de cogeneración eléctrica que permiten tener un proceso industrial integrado, eficiente y altamente confiable.

Si bien los beneficiados directos han sido principalmente los pobladores de Nanchital de Lázaro Cárdenas del Río, Veracruz, donde se han generado más de 27 mil empleos directos e indirectos desde 2010, sus acciones y programas han resonado y sobretodo, mejorado la calidad de vida de más de 1 millón 500 mil personas entre niños, jóvenes, amas de casa, trabajadores y no trabajadores.

“Es una realidad que el sur de Veracruz tiene muchas debilidades en materia de desarrollo social y económico, por ello, además de darles empleo temporal a la gente durante los 6 años de la construcción, paralelamente, los entrenamos y capacitamos en conocimientos específicoas, en coordinación con la Universidad Tecnológica del Sur de Veracruz, para formar parte del equipo permanente de la empresa. Y hoy, de los 600 trabajadores en Nanchital, el 100 por ciento es mexicano”, refiere el Ingeniero brasileño.

En consecuencia, se ha logrado tener una comunicación, transparente y con licencia social para operar y seguir contribuyendo al desarrollo local a través de 4 ejes de acción sobre el que basan su política de Buen Vecino: Relacionamiento con grupos de interés, Monitoreo Ambiental Participativo, Emprendimiento y Salud.

Al respecto, la Ingeniera Mariana Albarrán, Gerente de Economía Circular y Sustentabilidad de Braskem Idesa, detalla la importancia de cada uno de ellos, que los mantiene cercanos a un total de 900 familias de la región:

  1. El relacionamiento con grupos de Interés está enfocado a tener una comunicación cercana para identificar las necesidades de la población y poder enfocar esfuerzos de desarrollo social.
  2. El Monitoreo Ambiental Participativo es un programa dedicado a capacitar a las comunidades en términos de toma de muestra de calidad de agua y de aire, para que sea analizada y, transparentemente, se verifiquen los resultados.
  3. El Emprendimiento está enfocado en hacer diagnóstico de vocación profesional para generar oportunidades de autoempleo. Actualmente, se han logrado impulsar dos negocios, uno de confección de uniformes industriales y escolares, donde trabajan amas de casa, y otro, de reciclaje y acopio de plásticos llamado Plastien, que puede ser valorizables y usados como materia prima en otros procesos productivo.
  4. Salud Comunitaria concentrado en la realización de ferias de salud para prevenir y atender afectaciones propias de la región como lo es el Dengue y durante 2020, adaptado contra la pandemia del Coronavirus.

El programa de acción contra el COVID19, que benefició a alrededor de 30 mil personas, 9 hospitales, 95 centros de salud, y estuvo enfocado a tres objetivos:

  1. Apoyar a los profesionales de la salud con la entrega de caretas e insumos de seguridad. Braskem Idesa donó el polipropileno para su producción.
  2. Apoyar a comunidades y personas vulnerables de la región de Nanchital y Coatzacoalcos con la realización de faenas de limpieza y distribución de kits de prevención y despensas.
  3. Alianzas estratégicas con asociaciones y universidades de la región para producir envases y alcohol gel, y sanitizantes entre otros productos. Braskem Idesa donó Polietileno y otros insumos, para ello.

Es así como Braskem Idesa demuestra que los plásticos tienen un papel crucial para mejorar la vida de las personas, pero también reconocen la necesidad de gestionar adecuadamente los residuos post-consumo.

Conscientes de su papel en el enfrentamiento de este reto global, publicaron un posicionamiento en Economía Circular donde se comprometen a apoyar cada vez más las tecnologías sostenibles, innovadoras y principalmente, el crecimiento del reciclaje en todos los sitios en los que operan, así como trabajar junto con sus clientes y a la cadena de valor ya que, aseguran, “Juntos serán parte de la solución”.

Finalmente, el Ingeniero Stefan Lepecki manifiesta la importancia de confiar e invertir en México, como lo hicieron los accionistas de Braskem Idesa. “Somos un ejemplo de competitividad nacional, México debe regresar al lugar que merece en la petroquímica, porque está demostrado que la gente es capaz de hacer y de operar grandes proyectos como este”.

Braskem Idesa y su responsabilidad

Creada en 2010, Braskem Idesa es una asociación en la que participa Braskem, la mayor productora de resinas termoplásticas en América; y Grupo Idesa, uno de los principales grupos empresarios mexicanos. Juntas lideran el complejo de Braskem Idesa, dedicada a la producción de polietileno en Nanchital, Veracruz.

Comprometidos con la responsabilidad social, la salud, seguridad y medio ambiente, nuestras iniciativas se basan en principios de transparencia y apertura en la comunicación, el trabajo en conjunto, la constancia y la buena voluntad, pero apegados a lineamientos y estándares internacionales como las guías de la Corporación Financiera Internacional (IFC) y el Banco Interamericano de desarrollo (BID).

Nuestros resultados nos han permitido obtener diferentes reconocimientos por parte de la Asociación Nacional de la Industria Química (ANIQ), además del distintivo de Empresa Socialmente Responsable otorgado por el Centro Mexicano para la Filantropía (CEMEFI), durante 3 años consecutivos.

Responsabilidad con las comunidades

Desde 2011, hemos estrechando lazos con habitantes y actores clave de nuestra Área de Influencia Social, para brindarles iniciativas de valor como:

Programa de Participación Pública: con dos acciones esenciales: Reuniones Comunitarias y Casas abiertas, creadas para informar, escuchar y recibir retroalimentación de los habitantes.

Visitas Comunitarias: dan seguimiento a asuntos particulares que puedan acontecer en las comunidades.

Mecanismo de Atención a Quejas: facilita el proceso para comunicar un agravio comunitario a la empresa y formaliza el sistema de investigación y respuesta.

Programas de Salud y Seguridad comunitaria: trabajando con escuelas y autoridades locales para mejorar el acceso a recursos de salud, capacitando en primeros auxilios y estableciendo grupos de brigadistas para atender la respuesta a emergencias.

Monitoreo Ambiental Participativo: pobladores se capacitan, participan y reciben resultados de los muestreos de agua, aire y ruido.

En línea con nuestra postura permanente de proximidad con las comunidades, hemos realizado diversas acciones de apoyo con donación de materiales sanitarios y hospitalarios a instituciones de salud de las comunidades aledañas al complejo y en diferentes lugares del estado de Veracruz, durante la contingencia derivada del COVID-19.

Plan Macro de Inversión Social

Parte de una estrategia de impulso a la competitividad de la región a partir de programas para el desarrollo y especialización del tejido productivo, y la articulación empresarial, elevando los niveles de prosperidad económica y el desarrollo sustentable. Actúa por medio de dos iniciativas:

Capacitación laboral y contratación local para personas de las comunidades aledañas.

Proyectos productivos que fomentan la transformación de las comunidades y el autoempleo, principalmente de mujeres.

Programas de participación social y ambiental

Impulsando acciones de reciclaje institucional y fomentamos la conciencia acerca del buen manejo de los residuos plásticos, consumo responsable y economía circular, por medio de dos programas de intercambio de residuos plásticos por productos de la canasta básica, Plastianguis, o por artículos escolares, Plastivale.

Voluntariado Corporativo

Este programa ha realizado +39 acciones en colaboración con 32 Instituciones y asociaciones, en apoyo a sectores vulnerables, y actividades de fomento al acopio, reciclaje y correcta disposición de residuos plásticos, contando con la participación de 606 Integrantes y +3000 invitados externos como voluntarios.

El desarrollo económico, social y la conservación ambiental siempre han estado en el enfoque de Braskem Idesa desde su creación, hace 10 años. Para nosotros, química sustentable es el resultado de una actuación responsable y proactiva en la gestión de los impactos ambientales, sociales y económicos generados por nuestras actividades, lo que nos ha permitido continuar con nuestro propósito: Mejorar la vida de las personas creando las soluciones sostenibles de la química y del plástico.